Huesos de santo

Huesos de santo

El hueso de santo es el producto típico, por excelencia, de la festividad de todos los santos.

Está hecho de mazapán y relleno de yema dura.

El mazapán está elaborado en casa, con almendras marcona de la mejor calidad, seleccionadas, molidas y amasadas por nosotros en nuestro obrador. El mazapán, una vez amasado y reposado, se lamina dándole su forma tan característica con unos rodillos especiales, a mano, y se va formando hueso a hueso, individualmente, uno a uno, en lo que se va conformando como una de las más laboriosas piezas de mazapán que hacemos y supone la continuidad de una tradición que se nos ha transmitido de generación en generación.

Una vez hecho el mazapán, y formados los huesos, se rellenan con una yema dura que preparamos en casa a base de yemas de huevo frescas, azúcar y harina de arroz.

Una vez hechos los huesos y rellenados hay esperar 24 horas para que fragüe bien su estructura. Transcurrido este plazo se glasean, y hay que dejarlos secar otras 24 horas. Es decir, transcurren unos 3 días desde que se comienza a preparar el hueso ( sin contar los tiempos de amasado del mazapán ni preparación de la yema dura ), hasta que finalmente está apto y preparado para consumir.

Escribe lo que quieres encontrar y presiona Intro

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.